AC-221 ¿carretera protegida o highway to hell?

15.12.2018

A raíz de los atropellos mortales de ciclistas, que conmocionaron a la opinión pública en 2017, la DGT ha presentado un plan de Rutas Ciclistas Protegidas, que contempla 138 rutas ciclistas -más de 4.600 kilómetros de carretera- que han sido seleccionadas por las Jefaturas Provinciales de Tráfico, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) y asociaciones ciclistas (la revista Tráfico y Seguridad Vial no menciona esas asociaciones ciclistas. En todo caso, la A.C. Crunia no se encuentra entre ellas). En su momento celebramos la medida pero hoy, casi dos años después, la Carretera autonómica AC-221 no está señalizada como ruta protegida. Sí cuenta esta "Carretera de la Presa" con señalización específica para ciclistas instalada entre los años 2013 y 2015, pero como por ella no circulan patrullas de la Guardia Civil ni existen radares fijos ni móviles, muchos automovilistas han ido relajando su precaución inicial y ahora hacen caso omiso de dichas señales.

La AC-221, desde San Pedro de Nós hasta Abegondo tiene una longitud de 13 kilómetros. La velocidad en todo este tramo está limitada a 40, 50, 60 y 70 kilómetros/hora, y ha sido precisamente en un tramo limitado a 40 kms/h. donde un camión atropelló a un ciclista con resultados gravísimos.

También afirmaba la prensa en aquel año 2017 que en estas "vías seguras... a partir del 29 de julio se reducirá la velocidad".

Los cientos de ciclistas de A Coruña y su área de influencia que utilizamos asiduamente la AC-221 para evitar la Carretera Nacional VI, necesitamos que se proceda cuanto antes a señalizar esta carretera como ruta protegida, para que se adopten las medidas anunciadas tiempo ha por el Ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, entre ellas que la Guardia Civil realice controles preventivos de alcohol y drogas y un helicóptero de la DGT controle los adelantamientos a ciclistas y la velocidad de los coches.