El Plan Estratégico y la reforma del Código Penal, "prioridades" del sector ciclista para reducir su siniestralidad

19.04.2018

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El futuro Plan Estratégico de la Bicicleta y la reforma del Código Penal en materia de Seguridad Vial son las dos "prioridades" del sector ciclista para este 2018 encaminadas a reducir la siniestralidad vial de este colectivo, que celebra este jueves 19 de abril el Día Mundial de la Bicicleta.

Según afirma Enrique Pérez, miembro del secretariado de ConBici, plataforma que reúne a 61 asociaciones y colectivos de ciclistas de toda España, en estos momentos la "prioridad máxima" es el Plan Estratégico de la Bici, que se está desarrollando junto a la Dirección General de Tráfico, el Ministerio de Fomento, el de Interior y Medio Ambiente.

Se trata de una acción coordinada para desarrollar la bicicleta en España como medio de transporte. Desde hace unos meses, se están abordando reuniones de carácter consultivo con diferentes entidades para alcanzar este Plan. Hasta la fecha, se ha debatido sobre Movilidad Laboral, Cicloturismo e Infraestructuras, entre otros, así como de la modificación del Reglamento de Circulación para adaptar así la normativa para situar a la bicicleta como "actor principal en la movilidad", sobre todo, en la de las ciudades.

"La bici sigue estando en muy mala posición en la calzada, no se tienen en cuenta los nuevos usos de la bicicleta, solo se tiene en cuenta el uso deportivo", lamenta Pérez.

REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

Otra de las tareas pendientes del actual Gobierno con respecto a la seguridad vial de los ciclistas es la reforma del Código Penal, que se está tramitando en el Congreso. Pese a ello, Pérez se muestra negativo con el proceso: "está bastante enconada la cuestión".

De hecho, hace unos meses Anna González, viuda de ciclista y promotora de la campaña que finalmente impulsó esta proposición de modificación del Código Penal, se mostraba en declaraciones a Europa Press "decepcionada" con cómo se estaba desarrollando la tramitación. "Está yendo mucho más lento de lo que me dijeron, creía que iba a ser más rápido", lamentó González, que aseguró que estaba el proceso "parado".

La iniciativa, propuesta del PP, propone un aumento de las penas máxima de prisión hasta los nueve años, pero desde tanto el PSOE como Unidos Podemos se proponen penas de seis años de cárcel para delitos de imprudencia al volante con grado de muerte, lo que supone dos años más de los que ahora recoge el Código Penal, pero tres menos de los planteados por el PP.

"Nosotros estamos más próximos a la reforma del PP, pero en determinadas cosas es insuficiente", valora Pérez, de ConBici. Entre otras cuestiones a reformar, el experto menciona la Ley de Contrato de Seguros, pues el sector reclama que los accidentes de ciclistas también se tramiten por la vía penal, que los protege "muchísimo más".

Uno de los puntos que pretende incluir esta reforma del Código Penal es la omisión de socorro, pues en la actualidad el Código Penal establece que cuando un conductor comete un delito contra la seguridad vial que además produce resultados lesivos o muerte, sólo es castigado por la infracción más grave, con lo que si la víctima ha fallecido, el conductor sería castigado por el homicidio pero no por el hecho de no haber socorrido a la víctima. "No puede ser que si te matan en el momento ya no exista omisión del deber de socorro", valora Pérez.

Una de las cuestiones que se está barajando y discutiendo es la inclusión de un nuevo delito, el de abandono del lugar, que ConBici considera "importante" y "necesario" para que así "no valga la pena darse a la fuga". "Determinados conductores se dan a la fuga no porque entren en pánico, sino para ocultar la alcoholemia, que hay exceso de velocidad, falta de seguro o a veces no tener carné", afirma Pérez.

Fuente: europapress