SEM2018

21.09.2018

 Estamos inmersos en los últimos días de la Semana Europea de la Movilidad. El gobierno de A Coruña se jacta de ser pro-movilidad sostenible, de estar con los nuevos tiempos y adaptar infraestructuras para una ciudad de las gentes.

 Las actividades puestas en marcha por nuestros dirigentes para aunar conceptos y sacar a la calle la realidad de un futuro cercano nada tienen que ver. La pobre difusión y a destiempo no llega a la gran mayoría de la ciudadanía y a la que llega poco interés le suscita monólogos en los buses, visitas a cocheras, promoción de una cerveza "sin", inauguración de un tramo de un carril Bici-Metropolitano que acumula un retraso de 8 meses, etc....etc.

 Mientras en otras ciudades se busca la participación ciudadana, el estímulo, la colaboración, la visibilización, aquí lo hacemos todo como a escondidas sin hacer mucho ruido no vaya a ser que se moleste este u otro sector de la población y ello repercuta en el resultado de las próximas municipales.

 Ruido es lo que hace falta en este silencio contaminado en el que nos intentan ahogar, ruido como el de estos niños en Madrid disfrutando de un espacio que les fue arrebatado, ruido que enmudezca los escapes, que levante tempestades y limpie nuestras ciudades.

 La Asociación de Ciclistas Crunia desestimó este año la participación y decidió mantenerse al margen en la SEM2018 en defensa de una Semana Europea de Movilidad de verdad y no este evento improvisado y carente de todo atractivo para la ciudadanía.

 Son varias las discrepancias con una Concellería con notables carencias de seriedad y respeto a la ciudadanía coruñesa. Concellería que miente y no cumple un solo plazo; por citar alguno, hoy mismo se incumplirá el último: el Sr. Concelleiro de Movilidade prometió en el mes de mayo que este verano que hoy finaliza A Coruña dispondría de una red de 46 estaciones de BiciCoruña con 500 bicicletas eléctricas ¿Dónde están Sr. Díaz Grandío? Que magnifico colofón serian para una SEM agonizante.