Un nuevo horizonte para moverse en bici

12.11.2017

El sistema municipal de bicicletas renovará todas sus estaciones y su parque móvil, duplicando el número, con el objetivo de superar la barrera de los 3.000 usuarios alcanzados en el 2015 

Estarán hartos de escuchar aquello de que A Coruña «no es una ciudad para bicicletas». Muchos lo achacan al clima, pero puede que la ciudad no cuente con las infraestructuras adecuadas. Con el objetivo de que las dos ruedas sean un medio de transporte a tener en cuenta, BiciCoruña renovará todo su parque móvil y estaciones. Además, los ocho kilómetros de carril bici proyectados buscarán hacer más accesible este medio por la ciudad. ¿Cuándo estará todo listo? Los plazos actuales indican que los coruñeses podrán disfrutar de estos servicios el próximo verano.

BiciCoruña

500 bicis y 46 estaciones. Gracias a la consecución de los fondos europeos Edusi, el Ayuntamiento invertirá 1,3 millones de euros en la renovación total de BiciCoruña. Está previsto que para el próximo verano el sistema cuente con un parque móvil de 500 bicicletas, la mitad eléctricas, y una red de 46 estaciones, una en cada barrio de la ciudad. «Esta ampliación é unha aposta sobre seguro. O servizo actual está superando o seu uso», asegura Daniel Díaz Grandío, concejal de Mobilidade Sostible. El edil ha confirmado también que en octubre se batió el récord mensual histórico del servicio, con 23.000 desplazamientos: «É a escusa perfecta para aumentar e mellorar o servizo». También afirma Díaz Grandío que, pese a no formar parte del planteamiento inicial, está previsto crear una estación en Novo Mesoiro para saciar toda la demanda.

Desde la recientemente constituida Coordinadora Galega de Asociacións Ciclistas rebajan las expectativas. «En Pontevedra se implantó un sistema municipal, pero solo funcionó durante un período corto de tiempo. Los usuarios se desplomaron y no compensaba mantenerlo. En A Coruña podría pasar algo parecido», alerta Quique Pérez, de la asociación Pedaladas. Este experto señala que «la colocación de estaciones debe coincidir con puntos de alta demanda y no por cuestiones de ocio».

Llega la bici eléctrica. La gran novedad de la nueva remesa de bicicletas del servicio municipal será la aparición de vehículos eléctricos. Serán 250 en total. «A chegada da bici eléctrica débese á existencia de puntos topográficos complexos», dice Díaz Grandío. Todavía no se ha decidido el modelo concreto. «As bicis seguirán sendo de paseo, máis lixeiras que as actuais», afirma el edil.

«La llegada a la ciudad de la bici eléctrica será una ventaja. Atraerá a más usuarios potenciales, como los motoristas», afirma Quique Pérez, explicando que los usuarios de ciclomotores «tendrán un servicio público que, en ciudad, alcance las mismas velocidades que sus vehículos».

¿Qué pasará con las actuales? La renovación de BiciCoruña será total. Esto significa que habrá que sustituir las estaciones y bicicletas actuales por el nuevo modelo, ya que «a tecnoloxía actual non é compatible», tal y como confirma el concejal de Mobilidade Sostible.

El objetivo del Ayuntamiento es dar uso al parque móvil retirado, aunque todavía no se ha concretado cuál será su nueva función. «Hai moitos xeitos de darlle uso ao parque móbil que vai ser retirado. Vanse estudar propostas de carácter social», señala Díaz Grandío.

Usuarios del servicio. Emvsa (Empresa Municipal Vivienda Servicios y Actividades), que gestiona el servicio, elabora informes sobre los usuarios de BiciCoruña, además del número de usuarios y su evolución. Según los estudios, se retiran más bicicletas durante la semana, sobre todo en horas de entrada y salida de trabajos y escuelas, de 8.00 a 9.00 de la mañana y de 14.00 a 15.30 horas. Superar los 3.000 usuarios, como ya ocurrió en el 2015, es el objetivo a partir del próximo año.

Carril bici

El actual, para uso lúdico. Según la asociación coruñesa Crunia, el carril bici actual, que recorre el paseo marítimo, no tiene la función de vía de comunicación, sino de espacio lúdico. «No es funcional». Para Quique Pérez, de Pedaladas, «A Coruña necesita una red integral de carriles para no compartir espacio con coches y autobuses».

Los que vienen. «O obxectivo é seguir facendo crecer a rede pola cidade», dice Díaz Grandío, que confirma para esta semana la ejecución de los trabajos en la avenida de Pablo Picasso. En los presupuestos participativos de este año se aprobó un plan para nutrir toda la ciudad de carriles bici.

Para la asociación ciclista Crunia, será necesario comunicar los centros de trabajo con carriles, ya que «mucha gente quiere usar la bicicleta pero no se atreve a hacerlo por la carretera». Está de acuerdo con esto Quique Pérez: «La mayor parte de usuarios de bici tienen problemas al circular por la calzada». También proponen que las vías con dos carriles del mismo sentido adapten uno para el uso preferente de bicicletas.

Unión con otros concellos. La asociación Crunia celebra que los nuevos tramos hasta A Pasaxe permitan «conectar» la ciudad con concellos como Culleredo y Oleiros. Hace años que, desde la dirección de la institución, llevan reivindicando este recorrido, que califican de «piedra angular».

Concienciar a los conductores. Unido a la renovación de BiciCoruña y a la creación de los nuevos carriles bici, el Ayuntamiento también llevará a cabo un asesoramiento de los conductores y el resto de viandantes para «fomentar o respecto mutuo», sobre todo hacia los ciclistas. «O obxectivo final deste plan é conseguir unha cidade con menos vehículos, menos emisións e, polo tanto, menos vehículos», señala Díaz Grandío.